Los alcaldes y alcaldesas del PSRM ofrecen locales municipales, pero exigen el informe epidemiológico que avale los espacios de conciliación

Desde el primer momento los 21 alcaldes y alcaldesas del PSOE en la Región de Murcia se pusieron a disposición de la Consejería de Educación ofreciendo locales y espacios de titularidad muncipal para desdoblar grupos escolares de los colegios e institutos de sus localidades.

La Consejería descartó esa opción, pero en su improvisado plan de vuelta a las aulas decidió que los alumnos faltarían rotativamente uno de cada cinco días de la semana (más en Bachillerato y Formación Profesional).

Esa opción genera un problema grave de conciliación para las familias durante el día semanal al que sus hijos les toca quedarse en casa, y para resolverlo la Consejería ha pedido a los Ayuntamientos que monten en sus instalaciones "aulas de conciliación".

El gran inconveniente de esas aulas es que en ellas se mezclarían niños de distintos colegios y de distintos grupos, por lo que esos "grupos burbuja" que se pretende montar en los centros educativos quedarían rotos, incrementándose así las posibilidades de contagio. Ante esa realidad, los alcaldes y alcaldesas socialistas han exigido a la Comunidad Autónoma que les facilite el informe epidemiológico que avala la seguridad de esas "aulas de conciliación".

Frente a esta chapuza, la posición del PSRM-PSOE es garantizar la presencialidad los 5 días de la semana invirtiendo el fondo estatal en la contratación de más profesorado y dotando a los centros de más espacios para bajar ratios.