Presencialidad y seguridad en las aulas: la propuesta del PSOE

A diferencia de otras Comunidades Autónomas, donde se han invertido los recursos necesarios y se ha planificado el nuevo curso contando con la opinión de profesores, ampas y equipos dierctivos de los centros, la Región de Murcia es el territorio que peor ha afrontado la vuelta a las aulas, con un Gobierno regional que se ha visto solo por su prepotencia a la hora de tomar las decisiones.

En nuestra vecina Comunidad Valenciana las cosas son, sin embargo, bien distintas. Las clases empezaron una semana antes que aquí, asegurando ratios y presencialidad, y con el previo acuerdo de ampas, sindicatos y docentes.

El PSRM viene advirtiendo desde hace meses sobre la necesidad de contratar profesorado y dotar de más espacios para bajar la ratio. En un último intento de hacer rectificar al Gobierno regional, el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una moción en la Asamblea Regional instando al Ejecutivo de López Miras a contratar 1.500 docentes a jornada completa y hasta final de curso. La iniciativa ha sido rechazada con los votos de PP, Ciudadanos y VOX.



La falta de planificación lastra el inicio de curso en la Región de Murcia

Los problemas con el nuevo curso en la Región de Murcia no se limitan a las ratios, la falta de profesorado o la semipresencialidad. La improvisación y la falta de recursos también están provocando graves problemas y disfunciones para los centros, los alumnos y sus familias.

En el caso del transporte escolar, con las nuevas normas de aforo en los transportes públicos, las rutas escolares solo pueden ocupar la mitad de sus plazas y, por tanto, acoger a la mitad de los usuarios de este servicio. “La Consejería de Educación ha decidido atajar, en muchos casos, esta dificultad haciendo dos turnos de viaje, lo que supone que haya niños y jóvenes de la Región que tengan que salir de casa antes de las 7 de la mañana, cuando las clases comienzan más tarde las 8, y que tengan que permanecer en la calle más de media hora previa al comienzo del horario lectivo, y el mismo margen de tiempo, una vez finalizada la jornada escolar”, ha denunciado el diputado Antonio José Espín.

La mayoría de usuarios de este servicio son habitantes de pequeños municipios o pedanías, lo que ahonda en las dificultades que, de por sí y debido a la ausencia de servicios públicos de calidad, tienen los habitantes de las zonas rurales y pequeñas poblaciones.

Tampoco hay medios para retransmitir las clases online para aquellos alumnos que por turno o cuarentena tengan que quedarse en casa.